Doble vida

•noviembre 25, 2017 • Dejar un comentario

Daré inicio a tan delicado y escabroso tema con una teoría que desarrollé tras largos años observando la vida de Ustedes, mis allegados gays que nunca me revelaron su condición, ni directa ni indirectamente. Es decir, que siempre han procurado hacerme creer, a toda costa, que son heterosexuales. Observación que, dicho sea de paso, al principio, no era intencional,  sino el acto espontáneo, natural que resulta de interactuar con alguien por mucho tiempo. Pero que con los años se volvió premeditada y habitual, según iban apareciendo indicios, tanto gradual como repentinamente, sobre la posible homosexualidad y/o bisexualidad de Ustedes.

“Ustedes son suficientemente inteligentes para saber que alguien suficientemente inteligente como yo puede saberlo”.

Y no sólo yo. Muchas otras personas a su alrededor están en capacidad de deducirlo. Lo cual me lleva a otra teoría. “A Ustedes no les sorprende que alguien pueda adivinarlo,  sino que esa persona ose decírselo”.

Además, ¿no han descubierto Ustedes mismos, a la largo de su vida, a personas gays que – por las razones que sea – se muestran, enfáticamente, como heterosexuales? ¿Es porque Ustedes son genios, y yo no? No. Eso se puede llegar a deducir con un poco de capacidad asociativa. Ustedes lo saben.

Y, aclaro, por enésima vez: Al final, la condición sexual de Ustedes es relevante para mí, no porque me importe en modo alguno el uso que tengan a bien darle a sus partes privadas, sino porque, a pesar de nuestra cercana relación personal de tanto tiempo, pretendieron convencerme, vehementemente  – a mí, sobre todo – de que éramos del mismo equipo, cuando, en realidad, Ustedes han estado jugando, simultánea y secretamente, para otro. En términos de la “hermandad” y la “amistad fraterna” que, supuestamente, nos unen, “me jugaron dobleplay”.

Arbitrariamente, me han condenado a existir de este lado de su doble vida.

Deben saber que a lo largo de mi vida adulta he sido premiado y honrado con la confianza de algunas amistades quienes sí me han revelado su condición gay. En su momento, esa revelación, como es de suponerse, vino a enriquecer más nuestra amistad, a hacerla más profunda, ¡y más interesante, por supuesto!

Por cierto, ahora, mientras escribo esto, estoy cayendo en cuenta de que todas esas amistades que me confesaron su condición son mujeres. En el caso de los hombres, no ha ocurrido que alguno me lo haya informado, ni espontáneamente ni cuando se lo he preguntado yo directamente. Aunque, sí he tenido – y tengo – amigos “varones”, quienes desde el primer momento se han mostrado tal cual son.

Y, no lo digo para establecer comparaciones odiosas entre aquellos que me lo han confesado y aquellos que no. Es sólo un dato estadístico que me llama la atención, y, muy posiblemente, la de mis amables lectores.

En Ustedes hay muchos detalles que le permiten a una persona medianamente observadora determinar su condición gay. Desde la efusividad con la que abrazan algunos al saludar (sobre todo entre hombres), pasando por ciertos hábitos personales, hasta sus relaciones amistosas estrechas con otras personas, quienes, casualmente, también están en nuestra “lista”. Los mencionados detalles funcionan como piezas de un rompecabezas; poco a poco las vamos acoplando unas con otras hasta que nos revelan toda la imagen. Pero, como digo más arriba, la construcción del rompecabezas de su identidad sexual, puede llevarse poco mucho tiempo, dependiendo de varios factores. En algunos casos, de hecho, unir todas las piezas puede llevarse una vida.

De joven, pensaba que el porcentaje de las personas gay a nivel mundial era muy reducido. Uno, porque es lo que decían las encuestas, dos, porque en esa época la gente se cuidaba mucho más que ahora de mostrar sus tendencias sexuales abiertamente. pero, con los años, comencé a anotar que había una disparidad muy grande entre los números arrojados por los sondeos de opinión y los números que yo veía a diario a mi alrededor. Incluso ahora, cuando hay bastante mayor libertad y tolerancia – una cosa va con la otra –  que en mis años de juventud,  los números de las mediciones y de la realidad no me cuadran. Y por bastante. Pero, hace ya algún tiempo, conseguimos la explicación a ese hecho…

(Continuará…)

Anuncios

Mensaje al embajador de Venezuela en Japón

•julio 21, 2017 • Dejar un comentario

Mensaje a la embajada venezolana en Japón

•julio 21, 2017 • Dejar un comentario

Manifestantes opositores venezolanos, ¡defiéndanse!

•julio 7, 2017 • Dejar un comentario

Día del Padre y protesta venezolana

•junio 24, 2017 • Dejar un comentario

NO+DICTADURA: Venezolano protestando en Tokio (sábado 15, Abril)

•abril 19, 2017 • Dejar un comentario

IMG_0339IMG_0331IMG_0327IMG_0332IMG_0333

Justicia gringa, Diosdado y otros supuestos malhechores

•junio 4, 2015 • Dejar un comentario

「foto de diosdado junto a hugo carvajal」の画像検索結果

Estimados Sr. Presidente Barak Obama y Sres. fiscales federales estadounidenses que llevan el “caso Diosdado Cabello”. Si Ustedes realmente desean acabar con el tráfico de drogas que, hacia su país, supuestamente estarían realizando funcionarios civiles y militares venezolanos, comandados por el presidente de la Asamblea Nacional venezolana, les pido vehementemente, como hijo de la, otrora, orgullosa Venezuela, que conoce bien a esas zanguijuelas investigadas por Ustedes, que se dejen de jueguitos geo-económico-políticos y se pongan los pantalones, de una vez por todas

Es verdad, sí, que la reciente medida tomada por la administración del presidente Obama contra 7 violadores de derechos humanos en el gobierno de Maduro, y la ratificación, por parte de la justicia norteamericana, de que Diosdado Cabello está siendo investigado por traficante evidencian una fuerte voluntad política de su gobierno para hacer que los “peces gordos” maduristas respondan ante las leyes de ese país. Pero, tal como le recriminé al Sr. Obama en un escrito anterior, en todos estos años de régimen castro-chavista, ya son muchos compatriotas míos que se encuentran en su país (ya sea porque fueron capturados por Ustedes delinquiendo, porque se entregaron ellos mismos, o porque fueron a refugiarse, huyendo de las autoridades de mi país) sin que, hasta la fecha, los ciudadanos comunes tengamos información oficial sobre la situación legal de dichos sujetos.

¿Están todos ellos cooperando en las investigaciones sobre los supuestos crímemes cometidos por funcionarios del régimen? ¿A qué acuerdos específicos llegó la fiscalía con cada uno de ellos? ¿Fueron condenados? En caso afirmativo, ¿recibieron disminución de pena por cooperar? ¿Algunos quedaron libres?

Una gran cantidad de venezolanos, incluida mi persona, tenemos razones para pensar que los paisanos detenidos en suelo norteamericano, que deciden cooperar con la justicia de ese país, terminan viviendo de forma, si se quiere, muy placentera, a pesar de sus graves delitos, como recompensa por su cooperación.

Aunado a lo anterior, en estos largos 15 años de destrucción, represión y supuesto narcoterrorismo castro-chavista en Venezuela, las autoridades norteamericanas, tras sus exhaustivas investigaciones, que yo sepa apenas han acusado formalmente de traficante a un solo funcionario militar del régimen, Gral. Hugo Carvajal, lo cual nos ha hecho dudar, todo este tiempo, sobre la determinación que tienen el gobierno y la justicia estadounidenses de llegar al final de las investigaciones, y actuar en consecuencia, castigando duramente a los culpables.

Un número importante de venezolanos asocia esa falta de resultados más contundentes con una geo-política continental muy pragmática que, salvo por el resguardo de intereses muy particulares, nunca podrá traer beneficios duraderos la región. Por el contrario, en cierta forma, ha contribuido a consolidar la penetración de la tiranía castro-chavista en Venezuela y otros países de latinoamerica.

Por cierto, sabemos que Ustedes saben que de seguir profundizando en las investigaciones sobre el supuesto Cartel de los Soles, muy posiblemente pudiera aparecer una conexión con Cuba, por el papel que tendrían los gorilas antillanos como propiciadores y “padrinos” de las supuestas relaciones FARC-gobierno castro’chavista. Les pregunto: ¿Que tratamiento le darán a eso, ahora que están en plena Luna de Miel con la sanguinarios hermanos Castro?

Para terminar, los venezolanos de bien, sí agradecemos sinceramente todo lo que hacen Ustedes en pro de la democracia venezolana, pero ha quedado muy claro que el enfoque de esos esfuerzos e iniciativas debe ser menos pragmático y más humanista, destinado no sólo a proteger los intereses partículares del gobierno e instituciones norteamericanos, sino a contribuir genuina y grandemente al bienestar de nuestros pueblos, que claman desesperadamente por verdadera justicia, sin la cual, como Ustedes y nosotros sabemos de sobra, nunca habrá ni paz, ni bienestar, ni nada.